« Volver

Parapente Biplaza

El parapente biplaza es lo más parecido a volar, así como lo soñamos alguna vez, o como un ave de gran tamaño vuela por los paisajes y cielos patagónicos. No hace falta experiencia previa, ni entrenamiento físico alguno, solamente estar bien y con ganas de volar.

Aceptamos las reglas naturales del vuelo libre, aunque con una mínima "trampa" (equipo y tecnología), y bailamos en el aire. Así planeamos, giramos, subimos.

Sin motor y nada que se interponga entre nosotros y el viento. Por esto cada vuelo es distinto en duración, altura o recorrido.

Los lugares de despegue también varían según la época del año y las condiciones aerológicas.